Después de 30 años, Hornblower Cruises & Events asó a su Chef Ejecutivo.

Familiares, amigos y colegas se reunieron para celebrar a Christopher Schlerf, Director de Alimentos y Bebidas de Hornblower Cruises & Events. Después de 30 años, había mucho amor por este hombre talentoso y popular.

Chris trains and supervises 125 crew members – providing them with skills that become essential when simultaneously serving seven yachts in San Diego as well as our on-land venue, T<a href=”https://hbdev.hornblower.com/port/category/sd+the-abbey”>The Abbey on Fifth Avenue</a>.

Todo gran líder tiene comienzos humildes, y Chris no es una excepción. La carrera culinaria de Schlerf comenzó lavando platos en el Wong's Paradise de Alhambra, California. " Pensé que si trabajaba en un restaurante, siempre tendría un lugar donde comer", dice Chris. Su pasión por la cocina se desarrolló en San Luis Obispo mientras asistía a la universidad, y le llevó a trabajar en Boston, Seattle y la zona de la bahía.

Chris graduated from The <a href=”http://www.chefs.edu/locations/san-francisco”>California Culinary Academy in San Francisco in</a> 1983 and joined Hornblower as an executive chef in 1987. Chris created delicious food for us in San FranciscoMarina del ReyLong Beach, and Newport Beach before accepting his Executive Chef position in San Diego.

Now, Chris handles staffing, customer experience, and so much more — he develops green initiatives like sustainable seafood purchasing, recycling, and composting. His hard work has earned the company recognition from the <<<a href=”https://www.sdbj.com”>San Diego Business Journal</a>>>, <<<a href=”http://www.mpiweb.org/”>Meeting Professionals International</a>>>, and the <a href=”https://www.sandiego.org”>San Diego Convention &amp; Visitors Bureau</a>.

Cuando no está creando menús que dan en el clavo, a Chris le encanta el béisbol. Es entrenador y árbitro de la liga infantil Valley De Oro, y esa no es la única forma en que ayuda a la comunidad. Chris es asesor y mentor de muchos estudiantes de cocina en el área de San Diego (y todavía encuentra tiempo para participar en muchas organizaciones sin ánimo de lucro).

Chris dio las gracias al numeroso público asistente, especialmente a Debbie, su esposa desde hace 25 años. Chris y Debbie son padres adoptivos de tres niños con necesidades especiales y Chris habló con gran amor por su familia, agradeciendo a Debbie su profunda influencia en su carrera.

Gracias, Chris, ¡estamos muy agradecidos de tenerte en nuestro equipo!

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.