Luke Wade, del equipo Pharrell de la séptima temporada, se unirá a Hornblower New York para realizar dos cruceros Alive After Five el viernes 17 y el sábado 18 de abril, donde ofrecerá dos actuaciones únicas e íntimas a los invitados a bordo. El precio de los billetes es de sólo 25 dólares por persona. Ambos cruceros parten del muelle 15 del South Street Seaport, con embarque a las 17:30 y crucero de 18 a 20 horas.

Para comprar entradas para cualquiera de las dos funciones, visite hornblowerny.com/booking.

Acerca de Luke Wade: Son pocas las veces en una generación que aparece un artista con el potencial de reflejar con tanta honestidad la condición humana. Tal vocación requiere una humildad y una conciencia de sí mismo que rara vez encuentra un artista hasta el final de su carrera, cuando ha pasado de ser idealista a filosófico. A menudo, los jóvenes cantautores aspiran a dibujar un cuadro con palabras, una expresión melódica de lo visual, con la esperanza de capturar un único momento significativo en el tiempo. Luke aspira a capturar nuestro viaje a través de él - y su segundo álbum, "The River", habla de una brillante partida en ese viaje.

Crecer en la calle Hurt, en una pequeña y sensual ciudad de Texas, podría parecer un comienzo auspicioso para un cantante de soul. Pero para el dublinés Luke Wade, es difícil imaginar que sea algo menos que el destino.

Nacido de extraordinarios artistas y autodenominados "Hippies", Luke es el producto de un hogar que realmente cultivaba la creatividad. El más joven de cuatro hijos, su música es la manifestación moderna de las nociones introspectivas e iluminadas que le inculcaron sus padres. Bob y Wanda engendraron una conciencia de sí mismos que hace que la música de Luke sea intrínsecamente reflexiva, sin necesidad de trucos ni novedades. Sus letras, perspicaces y reflexivas, hacen que sea fácil imaginar que si Hurt Street se encontrara en alguna galaxia lejana, ésta seguiría siendo la música que él crearía.

Una insólita serie de dolencias infantiles proporcionó a Luke un temprano sentido de la perspectiva que muchos no encuentran ni siquiera de adultos. Un ataque de meningitis espinal resultó casi fatal, un accidente de paintball le dejó ciego de un ojo y, unos años más tarde, un grave golpe de calor le hizo luchar para superar un daño cerebral temporal y la amnesia. Y aunque estas experiencias influyen inevitablemente en su música, no lo hacen de la forma fatalista que cabría esperar. Aunque sus canciones tengan ese aire conmovedor de "escritas en el porche porque la casa estaba demasiado caliente", el resultado final es un estilo que se siente siempre esperanzador.

El lanzamiento en primavera de "The River" y la gran repercusión mediática han hecho que se le vuelva a comparar con artistas de la talla de Ray LaMontagne. Luke se rodea de músicos excepcionales y es muy consciente de su lugar en la ecuación musical. Su incomparable musicalidad requiere más del acompañamiento que del simple apoyo a la letra, pues permite construir un escenario distintivo en el que contar su historia.

Cuando actúa con su banda completa, la bulliciosa sección de vientos de Luke y su conmovedora voz son la combinación perfecta de audacia y matices. La composición de Luke es siempre honesta y nunca autocomplaciente, creando una música que se siente tan parte del oyente como del artista. Su encanto de "dañado en el transporte pero absolutamente entregado" le ha hecho ganarse el cariño de su público y ha fomentado un seguimiento rabioso allí donde actúa.

Instintivamente, Luke parece darse cuenta de que su éxito es siempre secundario con respecto a la canción, lo que resulta en una refrescante vulnerabilidad que no se podría tocar ni con un palo de tres metros. La música es a la vez frívola y necesaria. Ese raro artista dispuesto a abrazar esta idea se convertirá en intemporal, haciendo la música que viene a describir generaciones y culturas, no simplemente como narrativa histórica, sino como una identidad consciente por la que elegimos voluntariamente definirnos en tiempo real.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.