Esta preciosa ciudad es famosa por sus pasarelas, pero también tiene de todo, desde restaurantes de primera categoría hasta la mayor iglesia de Italia.

Aunque Milán es conocida como la capital mundial de la moda y el diseño, tiene mucho más que ofrecer que sus pasarelas. Siendo la segunda ciudad más poblada de Italia después de Roma, Milán alberga una arquitectura impresionante y numerosos museos, centros comerciales y restaurantes de categoría mundial.

Y, con tres aeropuertos internacionales diferentes, es muy fácil llegar desde cualquier parte del mundo. Sea cual sea la época del año en la que vaya, seguro que se lo pasa en grande en Milán. (Eso sí, no olvide meter en la maleta ropa adecuada a la estación, porque las temperaturas son calurosas en verano y frías en invierno). Además, una vez allí, desplazarse es fácil gracias al metro, las líneas de tranvía, los programas de bicicletas compartidas y el sistema de autobuses de la ciudad. Así que, sin más preámbulos, veamos algunas de las mejores cosas que hacer en Milán, Italia.

Semana de la Moda

Por supuesto, si lo que quiere es ir de vacaciones a la moda, Milán es sin duda el lugar idóneo. Fundada en 1958, la Semana de la Moda de Milán se celebra dos veces al año: la sesión de otoño/invierno tiene lugar en febrero/marzo, y la de primavera/verano, en septiembre/octubre. Probablemente no podrá entrar en ninguno de los desfiles más importantes sin credenciales, pero la Semana de la Moda hace que toda la ciudad cobre vida con el ajetreo de la gente de la industria. (Además, está repleta de eventos diferentes, muchos de ellos abiertos al público).

Duomo de Milán

Si le gusta la arquitectura hermosa, no querrá perderse el Duomo de Milán, la mayor iglesia de Italia (sin contar la nación soberana de la Ciudad del Vaticano, por supuesto). Las obras del Duomo de Milán comenzaron en 1386 -sí, ha leído bien- y no terminaron hasta 1965.

catedral de dumomo en milán

Villa Necchi Campiglio

La Villa Necchi Campiglio, que en su día fue la casa de fiestas más famosa de Milán para las élites italianas, es una magnífica villa rodeada de un hermoso jardín privado con piscina y pista de tenis, situada en el centro de la ciudad. Construida entre 1932 y 1935, la villa, perfectamente conservada, es ahora un museo de arte y diseño que ofrece visitas guiadas.

Galería Vittorio Emanuele II

¿Tiene ganas de ir de compras en la ciudad? No busque más allá del elegante centro comercial del siglo XIX, la Galería Vittorio Emanuele II. Es la galería comercial en activo más antigua de Italia, y uno de los principales puntos de referencia de la ciudad de Milán, y alberga algunas de las boutiques más lujosas de la ciudad. Entre compra y compra, puede ir a alguno de los excelentes restaurantes de la galería, como el Café Biffi, que data de 1867.

galería vittorio emanuele II

Navigli

Comer en Italia es una obviedad, pero Milán es una ciudad especialmente buena para atiborrarse. La vieja guardia de los tradicionalistas sigue ahí, pero una nueva oleada de chefs y restauradores ha dado nueva vida a la cocina de la ciudad. Encontrará muchos restaurantes y bares deliciosos y asequibles en Navigli, un barrio cuyo nombre significa "canales". (Ya le diremos por qué).

distrito de navigli

Castillo Sforzesco

No puede perderse el Castello Sforzesco mientras esté en la ciudad. Es una fortificación medieval construida en el siglo XV por Francesco Sforza, duque de Milán. Tras ser ampliamente reconstruido a principios del siglo XX, en la actualidad alberga varios museos y colecciones de arte de la ciudad. Vea una pieza del icono del arte figurativo del Renacimiento, Andrea Mantegna, y contemple la última obra incompleta del propio Miguel Ángel. Consejo profesional: Los museos de Milán son gratuitos el primer domingo de cada mes, si está dispuesto a soportar las multitudes.

Lo mejor de Milán: Entradas para la Última Cena, el Duomo y el recorrido por la ciudad

Si sólo está en la ciudad por poco tiempo, o si quiere recorrer las mejores partes de Milán en un solo día, no hay nada mejor que lo mejor de Milán: Entradas para la Última Cena, el Duomo y el Tour de lo más destacado de la ciudad. Recibirá entradas garantizadas para no tener que hacer cola para ver "La Última Cena"; realizará una visita guiada por el interior del Duomo de Milán; y podrá contemplar lugares de interés como el Teatro de la Scala y la Galería Vittorio Emanuele II en un recorrido a pie por la ciudad. ¿Hace falta decir más?

la última cena