Ayer, tras otro increíble día de observación de ballenas y delfines, vimos a Patches, el delfín mular más famoso de la costa oeste. Patches es un raro delfín blanco y negro. Su coloración única se llama leucismo y es el resultado de una pérdida parcial de la pigmentación que hace que Patches tenga coloraciones blancas y parches en su piel.

A Patches se le suele ver retozando con otros delfines mulares de alta mar y siempre entusiasma a los huéspedes, los naturalistas y la tripulación a bordo del Hornblower. Patches ha sido visto esporádicamente en la costa oeste del sur de California desde 2006 y fue visto por última vez hace un año en aguas de San Diego. Siempre es un placer muy especial ver que Patches está vivo y prosperando en el Océano Pacífico y visitando nuestras aguas de San Diego.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.